Bodega del mes

Finca Azaya 2014

Déjanos tu valoración:

Autor: Mayte Díez
Fecha Publicación Revista: 01 de junio de 2016
Fecha Publicación Web: 06 de julio de 2016

Gregorio García Álvarez eligió la pequeña localidad burgalesa de Gumiel del Mercado (a 72 km de Burgos y 14 de Aranda de Duero) para fundar Valduero (1984). Por aquella época sólo existían en la región media docena de bodegas embotelladoras y pese a tratarse de una zona de larga tradición vinícola era una perfecta desconocida para el gran público. Actualmente se encuentran registradas 283 bodegas.

En esta exclusiva área –donde el terroir reúne las mejores características de la DO Ribera del Duero– se plantaron 200 ha de viñedo a finales de los 80; con la experiencia que otorgan los años y el conocimiento adquirido, la familia García consideró que la variedad tinto fino era y continúa siendo la que mejores resultados ofrece para la elaboración de vinos de larga vida y gran potencia; monovarietales nobles y de alto perfil que son la enseña de la bodega.

El fundador  también se significó en su día al incorporar a la empresa a sus hijas Carolina y Yolanda García Viadero, algo insólito que conviritió a Valduero en la primera bodega de la región en ser gestionada por mujeres jóvenes. Yolanda, ingeniera agrónoma, pasó a dirigir la viticultura y producción mientras Carolina se responsabilizó del área de comunicación y marketing.

Amantes del Duero

Familia de bodegueros veteranos ubicados en la Ribera del Duero, declarados forofos de este río y de las estupendas variedades que se dan en todos sus márgenes a su paso por Castilla y León, eligeron una finca excepcional en Toro (Zamora), bajo la mención VT de Castilla y León, de tierras rodeadas de pinos y azayas, nombre con que en la zona designan al cantueso o la lavanda y en cuyo honor se bautiza la Finca Azaya.

En el proyecto Azaya está “el alma” de las plantas de diferentes clones de tempranillo seleccionados en Valduero en el transcurso de todos estos años; tambien hay una pequeña proporción de otras variedades.

La ubicación de la zona confiere un carácter continental, cuyos rasgos son las extremas bajas temperaturas en invierno, el largo periodo de heladas e importantes y persistentes nieblas. Las estaciones intermedias –otoño y primavera– se dan de forma atenuada y los veranos, de corta duración, no suelen ser muy calurosos.

La temperatura media anual oscila entre los 12-13º con valores extremos de 37ºC a finales de julio y mínimas de 11º bajo cero entre diciembre y marzo.

Las medias obtenidas para las temperaturas de verano están en 23º C, y la oscilación verano-invierno para las temperaturas medias es de 18ºC.

Los viñedos

El marco de plantación de Finca Azaya es de 3 m x 1,3 m, lo que supone una densidad de plantación de 2.500 plantas por hectárea, una cantidad idónea dada la característica de los suelos, para que las producciones no excedan nunca los 5.000 kg/ha.

Otra decisión importante fue la forma de plantar las viñas, eligiendo la modalidad tradicional en vaso, es decir, sin espaldera, sin riego y sin uso de abono químico, con el fin de limitar de manera natural al producción del viñedo. Por otra parte y durante todo el año se sigue un estricto control de la evolución de las viñas y antes de la vendimia –manual y en pequeñas cajas de 15 kg que permiten una recogida artesanal– se presenta un completo estudio de maduración.

El vino seleccionado

El 80% de la uva con que se ha elaborado este vino procede de la Finca Azaya, 53 ha situadas en un valle que muere en el Duero en Valdefinjas, provincia de Zamora y que está bajo el amparo de Indicación Geográfica Protegida de VT de Castilla y León.

La excepcional calidad de la uva en este término tiene su fundamento en las peculiaridades del suelo arenoso, que se calienta mucho durante el día bajando de temperatura rápidamente al anochecer.

Solamente cuando la uva ha alcanzado su punto de maduración óptima se realiza la selección de racimos en la viña que pasarán por una última selección exhaustiva antes del despalillado. Finalizado el proceso de elaboración del vino comenzará la crianza en barricas de roble francés y americano hasta el momento en que el equipo técnico de la bodega considera que es apropiado para el equilibrio del vino. Yolanda García considera que una gran uva necesita tiempo y cuidados para desarrollarse y dar lo mejor de sí. “Son muy importantes los tiempos de crianza tanto en barrica como en botella que respeten las características de las uvas que proceden de viñas singulares”. Azaya 2014 es un vino aromático, agradable, con cuerpo y estructura que invita a seguir bebiendo.

Valduero Bodegas y Viñedos

Polígono Norte, 26-27

49800 Toro (Zamora)

(*) Calificación del Comité de Cata del Grupo Gourmets

Finca Azaya 2014                   

Tipo: Tinto genérico 

Variedades: 100% tempranillo. 

14 % vol.

Crianza: 14 meses en barrica

Precio: 15 € (Precio exclusivo socios Club de Vinos Gourmets)

Comentario de cata

Atractivo picota granate bien cubierto.Complejo y aromático, elegantes recuerdos de cerezas, grosellas, vainilla, mentoles, monte bajo, clavo, hoja de tabaco, canela y cedro. Potente, sabroso, estructurado, sensaciones de fruta silvestre, maderas aromáticas bien integradas, tabaco de pipa, nuez moscada, notas cremosas y de largo final con una atractiva vía retronasal.

Etiquetas: Zamora, vinos, bodega, Finca Azaya 2014, Toro,

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra web. Al utilizar nuestra web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra web en la sección de Política de Cookies.

Aceptar