Vinos de Rioja

Ser o no ser

Déjanos tu valoración:

Autor: Ignacio Crespo
Fecha Publicación Revista: 01 de mayo de 2016
Fecha Publicación Web: 24 de junio de 2016
Revista nº 481

Compra–venta

Al igual que en el resto del mercado nacional, muchos son los cambios producidos y otros que anuncian su pronta llegada. Los medios de prensa generalistas, y casi con periodicidad semanal, se hacen eco de la incorproración de nuevos productores y bodegueros, como ha sido el caso del castellano-leonés Carlos Moro, del Grupo Matarromera, en la localidad de San Vicente de la Sonsierra, con una inversión de unos 6 M de euros (el primer vino está previsto que salga al mercado a lo largo del próximo año).

También es reseñable la reciente adquisición del centenario grupo bodeguero Luis Gurpegui Muga por parte del potente grupo Manzanos Enterprises, propiedad de la familia Fernández de Manzanos, gracias a la cual Manzanos Wines (empresa familiar dedicada al cultivo del viñedo y la elaboración de vinos en varias denominaciones de origen) pasa a sumar un total de 11 bodegas amparadas entre DOCa Rioja, DO Navarra y Vinos de España.

Variedad enriquecedora

En los últimos años hay una corriente entre algunos elaboradores de la Rioja Alavesa principalmente, que buscan destacar en los etiquetados de las botellas la subzona vinícola de donde procede el vino.

Bodegas y Viñedos Artadi (Laguardia–Álava) ha sido la primera bodega que el año pasado salió del Consejo Regulador debido al interés por mostrar las particularidades climáticas y orográficas que tanto inciden en sus vinos, considerando que no se daban los pasos para dicha certificación.

Este descontento, manifestado por varios elaboradores alaveses, ha puesto sobre la mesa del Consejo Regulador diversas fórmulas que, ahora sí parece, están siendo estudiadas para mantener la solvencia de la DO.

Esta confrontación territorial se ha dado en otras DDOO, con diferente suerte comercial, ya que en lugar de aclarar la procedencia de un vino, lo que al final produce es una confusión mayor entre los consumidores.

Los franceses, tras el paraguas de apelaciones como Burdeos, Borgoña, etc., tienen pequeñas sub–apelaciones que acotan el terruño del vino e informan al aficionado.

Top ventas

La DOCa Rioja es un sello de calidad del vino español, y así queda reflejado en las ventas, tanto nacionales como internacionales, en las que son líderes incuestionables en estos momentos. Según los últimos datos disponibles del año 2015, las ventas en el exterior supusieron un 37,6% de la producción, 105 millones de litros. Alemania, Gran Bretaña, Estados Unidos y Suiza son los países que más demandan vinos riojanos, después, lógicamente de España, que es el primer mercado con un 62,4% de las ventas totales.

Durante el año 2015 las ventas de vino de Rioja alcanzaron los 284millones de litros, un total de 388 millones de botellas, lo cual supuso un 1,3% de incremento sobre el año 2014 y, en especial, un aumento superior al 5% en valor. Este último punto es otra de las guerras internas entre los elaboradores, quienes desean romper el mito de que los vinos españoles sólo son admirados en el mundo por su bajo precio. Poco a poco, intentan convencer al consumidor tanto nacional como extranjero que la calidad de nuestros vinos tiene un precio, pero sin ser desorbitado.

Debe indicarse que ha existido una gestión salvaje en el último lustro, en el que ciertos elaboradores sin complejos decidieron vender como fuera el excedente de botellas que dormían en ciertas bodegas, lo que llevó al cierre o al concurso de acreedores de muchas de ellas al no cubrir los gastos de producción mínimos, como se pudo ver en los casos de Bodegas Bretón, sita en la localidad de Navarrete, actualmente en manos de Finca Nueva –propiedad de Miguel Ángel de Gregorio de la bodega Finca Allende– o bodegas Darien (Logroño).

Algo más que tintos

Casi el 89% de los vinos producidos en La Rioja son tintos en sus diferentes familias: jóvenes con maceraciones carbónicas, crianzas, reservas y grandes reservas, a los que hay que sumar los denominados genéricos, vinos de autor o vinos de garaje, –vinos que también tienen crianza en madera pero que no pueden clasificarse en cualquiera de las categorías de crianza indicadas anteriormente–.

A los anteriormente citados se suman con fuerza sus vinos blancos, tanto jóvenes como fermentados en barrica, en los que la variedad blanca viura es la gran protagonista. Es en este tipo de vinos donde se han desarrollado nuevos sistemas de elaboración –o no tan nuevos–, ya que emplean otras variedades como la maturana blanca o la clásica malvasía riojana, así como la crianza en depósitos de hormigón, que ha ido implantándose a pasos agigantados en la última década.

Además, se elaboran, en menor medida, vinos rosados, algunos espumosos, en este caso en el ámbito de la Denominación y el control del Consejo Regulador del Cava, así como sus malvasías dulces acogidos a la IGP Valles de Sadacia.

Se ha de destacar que los mercados, sobre todo, americano e inglés, cada vez buscan y demandan más y más vinos de añadas antiguas de estos productores riojanos, ya que gracias a diversas catas tanto verticales, como monotemáticas de alguna añada en concreto, por ejemplo una llevada a cabo por el Consejo Regulador de la DOCa Rioja de la añada de 1964, los consumidores de estos países han podido comprobar la notable salud de la que aún disfrutan algunos de estos grandes vinos riojanos.

¿Quiénes marcan tendencia?

Entre las alrededor de 600 bodegas que están bajo el amparo de esta indicación geográfica, existen algunas que encabezan la vanguardia y sirven de locomotora para este varidado tren vinícola. Cabe destacar, entre las casas históricas –fundadas antes de 1970–, aquellas que mantienen su velocidad de crucero y saben adaptarse a las expectativas actuales.

Rioja Alavesa: Dominio de Berzal (Baños de Ebro); Hdos. del Marqués de Riscal y Valdelana (Elciego); Luis Alegre, Palacio, Solar Viejo, Eguren Ugarte, Ysios, Viña Real (Laguardia), Viñedos del Contino (Laserna) y Faustino (Oyón). 

Rioja Alta: Marqués de Cáceres (Cenicero), Marqués de Arviza (Fuenmayor), La Rioja Alta, Berceo, Bilbaínas, Gómez Cruzado, Lacort, Martínez Lacuesta, Muga, Ramón Bilbao, CVNE –Cía. Vinícola del Norte de España– y Rafael López de Heredia Viña Tondonia (Haro); Señorío de Villarrica Hervías, Campo Viejo, Franco–Españolas, Marqués de Murrieta (Logroño) y Sonsierra (San Vicente de la Sonsierra).

Rioja Baja: Marqués de Reinosa y Palacios Remondo (Autol).

A las anteriores se han sumado, en poco más de medio siglo, un importante grupo de elaboradores que han contribuido a impulsar a esta relevante denominación.

Rioja Alavesa: Artuke Bodegas y Viñedos, y Altún (Baños de Ebro), Murúa, Luberri, Monje Amestoy y Viña Salceda (Elciego), Altos de Rioja y Medrano Irazu (Elvillar), Mitarte, Remelluri, Solagüen, Marqués de Carrión, Creaciones Exeo, Soto de Torres y Tierra Agrícola Labastida (Labastida), Campillo, Landaluce, Orben, Vallobera, Pujanza y Casa Primicia (Laguardia), Telmo Rodríguez (Lanciego), Loli Casado (Lapuebla de Labarca), Benjamín de Rothschild & Vega Sicilia (Leza),  San Prudencio (Moreda), Marqués de Vitoria, Valdemar, Zuazo Gastón, Viña Bujanda y El Coto de Rioja (Oyón), Dominio de Eguren y Viñedos de Páganos (Páganos–Laguardia) y Torre de Oña (Páganos), Remírez de Ganuza y Ostatu (Samaniego), Amaren, Izadi y Viñedos y Bodegas de la Marquesa (Villabuena de Álava).

Rioja Alta: Óbalo (Ábalos), Juan Carlos Sancha (Baños de Río Tobía); La Emperatriz (Baños de Rioja); Finca Allende y Vivanco (Briones); Larraz (Cenicero); Tobía (Cuzcurrita de Río Turón); Finca de los Arandinos (Entrena), LAN, Marqués del Puerto, Finca Valpiedra y Pagos del Rey -del grupo Félix Solís (Fuenmayor); Santalba (Gimileo); Roda y Hacienda El Ternero (Haro); Olarra, Ontañón y Marqués de Vargas (Logroño); Finca Nueva (Navarrete); Beronia, Martínez Palacios y Valenciso (Ollauri); Contador, Señorío de San Vicente y Sierra Cantabria (San Vicente de la Sonsierra) y Martínez Corta (Uruñuela). 

Rioja Baja: Vinícola Real (Albelda de Iregua); Viña Herminia, Fincas de Azabache y Viñedos Real Rubio (Aldeanueva de Ebro); Finca Egomei, (Alfaro), Barón de Ley (Mendavia), Paco García (Murillo de Río Leza); Nivarius y Proelio (Nalda) Vinsacro (Pradejón) y Ondarre (Viana).

Buscar el consenso

Siempre se ha dicho que la unión hace la fuerza, y más si cabe a la hora de llegar al mayor número de consumidores de todos los rincones del mundo. Da cierto vértigo que el acertado trabajo de los últimos años por conseguir hacer que esta centenaria denominación de origen se sitúe entre las más reconocidas a nivel mundial, pueda resquebrajarse por la falta de entendimiento.

Etiquetas: La Rioja, Vinos, bodegas,

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra web. Al utilizar nuestra web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra web en la sección de Política de Cookies.

Aceptar