Novedades Madrid

Una ‘grand bouffe’ con final feliz

Déjanos tu valoración:

Autor: Ana Marcos
Fecha Publicación Revista: 01 de febrero de 2017
Fecha Publicación Web: 01 de febrero de 2017

El antiguo Florida Park es hoy Florida Retiro. Y nada que ver. Interiorismo de Pascua Ortega, se han creado distintos ambientes: La Galería (tapas y copas), El Pabellón (restaurante) Los Kioscos (diferentes barras), La Terraza y La Sala, un teatral recinto con cena y espectáculo. Joaquín Felipe es el chef ejecutivo y presenta platos como la deliciosa tortilla de tuétano y setas o el rape salteado al wok con manitas de ternera.

Savoir- faire y experiencia

Manolo de la Osa abrió el restaurante madrileño Adunia. Un local dividido en zona de tapeo y comedor, con gran mesa larga para compartir espacio. De la Osa no defrauda, faltaría más, y hace patria manchega con su impactante oferta: de las sopas de ajo morado de Las Pedroñeras al brazuelo de cordero asado, todo con el filtro de su creatividad aplicada a la alta cocina.

José de la Cruz (maître de El Almirez hasta que cerró) y Paco Pereira (Combarro) han abierto Sal Negra, la  perfecta conjunción entre tradición y modernidad a base de excelentes materias primas en una ecléctica y original carta de impecable ejecución: zamburiñas con velo de ibérico y pisto, steak tartare en rulo de aguacate, soufflé Alaska… Un restaurante modélico tanto en cocina como en sala.

El Grupo Amicalia, tras el éxito de Alabaster, repite jugada con Ánima, esencia atlántica con una carta de raíces más clásicas que en el primero y genuinas elaboraciones gallegas diseñadas por el chef Iván Domínguez. La rica despensa galaica como piedra angular con preparaciones como lentejas con foie-gras, salpicón de bogavante azul, callos con garbanzos o su impresionante empanada de berberechos. 

Un restaurante con vistas

En su apuesta por la gastronomía, El Corte Inglés inauguró Las Nubes de Castellana, situado en el centro que le da nombre. Decorado por Pascua Ortega, con vistas al skyline madrileño, se trata de una cocina mediterránea e internacional basada en el mejor producto de temporada; cuenta con una zona informal para tapeo, coctelería y wine-bar, una amplia barra y comedor. Su bodega contiene más de 160 referencias. ¡Y gran novedad! Emilio Carcur vuelve al barrio de Salamanca, donde nació su primer restaurante. Ahora, abre muy cerca Thai Garden On the Khlong, un derroche decorativo de sensibilidad. Alma tailandesa en platos como el Phad Thai, delicados curries… Platos sabrosos y ligeros, bellamente presentados. Son cuatro comedores y una muy buena relación calidad-precio.

La alta cocina baja a la calle

En Recreo, Pablo Montero y Alejandro Díaz –ambos con trayectorias en establecimientos de alto nivel– han decidido “darse a la tapa”. También a las raciones. Un sencillo local con oferta de genuina escuela: berenjena en papillote con ibérico, gildas con sardina marinada… Creatividad y alta escuela.

Manu Urbano, (ex-restaurante Sacha), voló por libre para crear La Malaje, taberna y comedor con una cocina sureña tradicional, rica y con el punto justo de innovación (texturas, temperaturas…). Casero y rico, rico, con una de las mejores tortillas de patatas de Madrid hecha al momento. Precios muy ajustados. Barra para aperitivos con tapita gratis, en la más pura tradición madrileña y granaína. ¡Un punto!

Bistronómika es el nuevo coto privado del cocinero Carlos del Portillo, que con la llegada del frío se ha dado a los buenos guisos: judías con vieiras, pochas frescas con sepionets, garbanzos con langostinos rayados… Un festín asegurado junto a los pescados salvajes, caza menor o rubia gallega. Dará que hablar este recoleto local.

Del terruño a la mesa

Un homenaje a Madrid en toda regla de Santiago Pedraza y la cocinera Carmen Carro, propietarios de Taberna Pedraza. Un “tres vuelcos” (31 euros) con materias primas de primera, como siempre les ha caracterizado. Además, entrantes como boquerones en vinagre, quesos, cecina... Carmen Casa de Cocidos, por la noche se transforma en La Santpere, de especialidades catalanas.

La Huerta de Carabaña… o verduras de huerta propia, frescas y de temporada, como protagonistas. Roberto Cabrera, propietario, ya triunfó con la venta de sus vegetales y ahora implanta su concepto: del campo a la mesa. El chef, Ricardo Álvarez –durante años en Santceloni– busca los sabores tradicionales mediante técnicas contemporáneas. Y lo borda. Además de la zona gastronómica, la otra entrada (Jorge Juan 18) da acceso al comedor más informal con oferta variada de arroces, guisos y, siempre, sus riquísimas verduras.

Hermosos y sofisticados

El barrio de Salamanca se ha convertido en un imán para los negocios de hostelería. Aquí abrió el Hotel Tótem Madrid, donde han inaugurado Hermosos y Malditos, restaurante-coctelería que traslada a sus visitantes a la novela homónima de Scott Fitzgerald. Un elegante y “hermoso” comedor abierto todo el día y concebido como un bistró del s. XXI donde tomar un menú sofisticado. Para los “malditos” está su coctelería, con el barman Fran Camino. Un lugar donde respirar los años 20 del siglo pasado con acento neoyorkino, mientras se toma la ensalada de lentejas o el roast-beef de lomo alto. Apetecibles desayunos con pancakes, mermeladas caseras…

De quesos y atrevimientos

El “reino del queso” inaugura La Barra de Poncelet Cheese Bar, con una carta más asequible, estilo informal y oferta de tapas frías y calientes. Mejillones con kimchi de Arzúa Ulloa, hummus de queso majorero… y armonías con cervezas artesanas, vinos por copas, generosos o vermuts. Un mundo por descubrir.

Vicente Lorente (Meating) y el chef Óscar Velasco (Santceloni) como director gastronómico se unen en la aventura de La Atrevida, un restaurante de producto y refinado tratamiento del mismo, aunque con un toque desenfadado. Costilla asada con salsa barbacoa, raviolis de mejillones al Jerez…Cuenta con bar y restaurante, el primero para un picoteo informal.

De Cantabria a La Mancha

Paco Quirós (Cañadío- Santander) y Carlos Crespo en Madrid estrenan La Primera nada menos que en el edificio Grassy de Gran Vía. Tras La Maruca, Cañadío Madrid y La Bien Aparecida, repiten fórmula -cocina tradicional y aligerada de la ‘“tierruca”- que tantos éxitos les ha dado. Rabas, buñuelos de bacalao, guisos como el picadillo de Potes… La tradición en alza.

Etiquetas: Madrid, Novedades, gastronomía, aperturas, restaurantes,

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra web. Al utilizar nuestra web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra web en la sección de Política de Cookies.

Aceptar