Viaje a Miami

Mosaico de sabores latinos

Déjanos tu valoración:

Autor: Enrique Domínguez Uceta
Autor Imágenes: Enrique Domínguez Uceta
Fecha Publicación Revista: 01 de julio de 2014
Fecha Publicación Web: 31 de marzo de 2017
Revista nº 458

Cuesta imaginar que una de las ciudades más activas de los Estados Unidos no haya cumplido todavía doce décadas de historia. Se fundó en 1896 con la llegada del ferrocarril y creció por su condición de lugar cálido del sur.

Comenzó siendo la gran ciudad de vacaciones tropicales de invierno dentro de los Estados Unidos. Las playas, los hoteles, las inversiones inmobiliarias de las primeras décadas del siglo XX invitaban a disfrutar las cosas buenas de la vida.

La primera urbanización de lujo fue Coral Gables, en los años veinte, inspirada en Venecia, con sus canales, su Venetian Pool y su fastuoso hotel Biltmore. Tras la depresión de 1929 llegaron los judíos que huían de Centroeuropa. Ellos crearon el distrito Art Decó de Miami Beach, con sus casas bajas de colores pastel a lo largo de Ocean Drive, frente a la gran playa exterior de Miami.

El barrio se compone de una incomparable colección arquitectónica que hoy acoge galerías de arte, teatros, hoteles de diseño, discotecas y tiendas gastronómicas, donde conviven turistas con actores, músicos y modelos que pasean sus cuerpos esculpidos en el gimnasio bajo las palmeras de Ocean Drive. Tras la Segunda Guerra Mundial, muchos soldados se quedaron a vivir allí, pero el gran salto a la ciudad de negocios que es hoy llegó con la Revolución de Cuba en 1959, cuando los cubanos más ricos salieron del país, se instalaron en Miami, y cambiaron la historia de la mayor aglomeración urbana de Florida.

Ciudad de ocio y negocio

En el último medio siglo, Miami se ha convertido en la capital de América Latina en los Estados Unidos. Ahora es la ciudad con más bancos del país, y la que cuenta con mayor número de rascacielos, ocupados por oficinas que tienen la playa en la puerta. En el mismo día, sin salir de la ciudad, se puede trabajar, visitar museos, pasar la tarde en la playa, cenar en Miami Beach y terminar el día bailando en un local de Ocean Drive. Y esto ha convertido a Miami en un modelo de mezcla de negocios y placer en la costa este del país.

La ciudad es un mosaico complejo de zonas diferentes. Cuenta con una parte continental dividida en barrios, desde North Miami al Downtown y Coconut Grove, y con una larga línea de cayos frente a la costa donde se encuentra el barrio de Miami Beach con su animada zona sur, South Beach. Una carretera sobre el mar da acceso al Cayo Virginia, con el Seaquarium y sus espectáculos de delfines y orcas, y a Key Biscayne, famoso por el Open de tenis.

Las aguas que separan el continente y Miami Beach se conocen como Biscayne Bay, bahía Vizcaína, que acoge las residencias de muchos famosos, Paulina Rubio, Silvester Stallone, Will Smith, Julio Iglesias, Gloria Estefan, Andy García, algunas sobre las tres islas privadas, Star, Ibiscus y Palm, donde atracan sus barcos en los embarcaderos privados de sus jardines.

A las lujosas urbanizaciones y las opulentas residencias se unen restaurantes llenos de famosos y hoteles exclusivos, algunos verdaderos monumentos históricos como el Biltmore, inaugurado en 1926 con una torre inspirada en La Giralda, donde se alojaron financieros de las familias Roosvelt y Vanderbilt, y el auténtico Al capone. El hotel Delano, de 1947, fue rediseñado por Philippe Starck en 1994, y, recientemente, ha abierto sus puertas el hotel boutique The Villa by Barton G., en la fabulosa mansión del diseñador de moda Gianni Versace en Ocean Drive, donde fue asesinado hace ahora 17 años.

El estilo de vida glamuroso de Miami ha convertido a la ciudad en la capital del diseño en Estados Unidos, con un barrio, Design District, ocupado por galerías de arte y tiendas de lujo de mobiliario y decoración que también se ha llenado de restaurantes. El chef más valorado en la ciudad, Michael Schwartz, muestra su cocina más personal en The Cypress Room, y mantiene en el mismo barrio su restaurante más popular, Michael’s Genuine Food and Drink.

Ocean Drive

Para sentir la vitalidad de Miami hay que pasear por Ocean Drive en South Beach, entre terrazas bañadas por la brisa de los ventiladores y los rociones de vapor de agua, ante locales de salsa, bares con camareras bailando sobre los mostradores, y aceras atestadas. Allí sigue brillando la estrella del mítico Nikki Beach, el club de playa más famoso del mundo, que ahora cuenta con una buena oferta gastronómica. En la misma zona se encuentran cocinas muy variadas, las tapas de The Bazaar de nuestro José Andrés, Ola at the Sanctuary, con su toque sudamericano, o el glamour del restaurante Bianca en el hotel Delano.

La gente más bohemia de la ciudad se reúne en Coconut Grove, un laberinto de boutiques y restaurantes con encanto frecuentado por patinadores y ciclistas que concentra su animación en la zona de Cocowalk. La gran atracción cultural del barrio es el Museo Vizcaya, que ocupa la fastuosa mansión de James Deering, construida en 1916 al estilo de las villas renacentistas italianas, frente a Biscayne Bay.

Otra zona de actividad nocturna es Bayside, con más de 150 tiendas y restaurantes de cocina marinera frente al puerto deportivo, con actuaciones al aire libre, músicos ambulantes y la gigantesca guitarra eléctrica que corona el Hard Rock Café compitiendo con la luz de los rascacielos. Miami también es la capital de la música latina con docenas de locales de moda para bailar. En lugares como Mango`s, Oxygen Lounge o La Covacha, se siente la fuerza del Caribe en Estados Unidos.

Freedom Tower, otra torre inspirada en la Giralda, acogió a los primeros disidentes de la Cuba de Castro que llegaron a Miami. Su espíritu se encuentra todavía en Little Havana, el barrio en el que se asentaron, en torno a Flager Street y la calle Ocho, donde todavía se pueden ver casas bajas de colores fuertes, carteles en castellano y se escucha música latina saliendo por las ventanas. Abundan los bares y restaurantes que huelen a café y a arroz con pollo, y entre los restaurantes cubanos destaca la cocina genuina y asequible de Versailles (3555 SW 8th St).

Sabor latino

Miami tiene como bandera la diversidad gastronómica, y su cocina se conoce como “latin-floribbean”, por reunir la influencia cubana con la de Florida y el Caribe, que comparten el gusto por las sopas de pescado, la langosta, las gambas y camarones.

Entre los pescados frescos destaca el amberjack, de carne similar al mero, y el wahoo, más parecido al pez espada.

Son tradicionales los platos de arroz, con frijoles, a la cubana o en paella, los guisos de pollo o cordero con tomate y pimiento, y el sabroso lechón asado. En los barrios Little Havana y Little Haití abundan los restaurantes de sus comunidades de origen, aunque la cocina cubana más elaborada se encuentra en De Rodriguez Cuba on Ocean en el Hilton Bentley Hotel, en South Beach.

Para encontrarse con la experiencia más genuina de Miami hay que pasar por las mesas de Joe’s Stone Crab, un local que ha superado un siglo de historia, y degustar las incomparables pinzas del cangrejo moro local, Stone Crab, servidas con su famosa salsa de mostaza.

Los mejores restaurantes de la ciudad combinan una selección de buenas carnes con menús de mar a base de ostras, langosta, pescados y productos orgánicos. Son recomendables las parrillas de Red, The Steakhouse uno de los mejores lugares para comer entre famosos, Edge, Steak & Bar del hotel Four Seasons, la de Bourbon Steak en el hotel Fairmont, o J&G Grill (9703 Collins Avenue, Bal Harbour) en un marco elegante y con una bodega extraordinaria. Cocina americana de calidad se encuentra The Dutch (2201 Collins Ave. Miami Beach), modernidad para hipsters en Michy’s (6927 Biscayne Boulevard) y oferta hotelera de calidad en Atrio, en el Conrad Miami, o en DB Bistro Moderne en el JW Marriot Marquis Miami, de cocina francesa.

El gran mosaico gastronómico se completa con el rodizio brasileño, Fogo de Chão, filial del de São Paulo, la cocina mediterránea de Barceloneta (1.400 20th St), los italianos MC Kitchen (4.141 Northeast 2nd Avenue), y Casa Tua (1.700 James Avenue, South Beach), y dos de los mejores restaurantes japoneses del país, el exclusivo Naoe y el sofisticado Zuma, hermano del londinense, frecuentado por actores.

Miami se encuentra en el extremo sur del estado de Florida, donde se extiende el Parque Nacional de los Everglades sobre extensos pantanos poblados por cocodrilos y serpientes. La experiencia de planear en aerodeslizador sobre el agua y los cañaverales a alta velocidad es un placer típicamente floridano que se puede disfrutar en Billie Swamp Safari, el centro de visitantes gestionado por la tribu seminola que vive en la Reserva Gran Ciprés. Desde Miami hacia el suroeste parte la Carretera de los Cayos, la US1 Overseas Highway, que lleva hasta Key West. Avanza 180 kilómetros sobre un mar de color azul turquesa, saltando de isla en isla, enlazando lugares de placer para comer, beber, bañarse y disfrutar del sol y del mar. La carretera termina en el mítico Cayo Hueso, a 95 millas de la isla de Cuba, un lugar ideal para contemplar desde las gradas de Mallory Square la puesta de sol sobre el Golfo de México en uno de los parajes más remotos y encantadores del Estrecho de Florida.

 

Guía práctica

Cómo llegar

Air Europa, Iberia y American Airlines operan vuelvos directos entre Madrid y Miami.

Dónde comer

Joe’s Stone Crab Restaurant

11 Washington Ave, Miami Beach

joesstonecrab.com

Institución gastronómica de Miami que lleva más de un siglo sirviendo el cangrejo stone crab, además de langosta, ostras, mejillones y también buenas carnes.

The Cypress Room

3620 NE 2nd Ave, Design District,

Miami

thecypressroom.com

Elegante homenaje a la cocina americana de los años veinte con influencia francesa, a través de la moderna creatividad del prestigioso chef Michael Schwartz.

De Rodriguez Cuba on Ocean

101 Ocean Drive, Miami Beach

drodriguezcuba.com

El chef cubano-estadounidense Douglas Rodriguez, creador del movimiento Nuevo Latino, su cocina cubana moderna destaca por los ceviches y las nuevas preparaciones de pescados y langosta.

Red, the Steakhouse

119 Washington Ave, Miami Beach

redthesteakhouse.com

Entre las mejores parrillas de la ciudad y del país, utiliza carnes de primera calidad que trata con exquisita perfección. A destacar el servicio y la extensa bodega.

Naoe

661 Brickell Key Drive, Brickell Kay

www.naoemiami.com

Uno de los mejores restaurantes japoneses del país bajo la dirección de Kevin Core que sólo atiende en su sala a 17 comensales por turno. Imprescindible reservar.

Dónde dormir

The Villa by Burton G.

1116 Ocean Drive, Miami Beach

thevillabyburtong.com

Recién abierto, el fastuoso hotelboutique en el edificio que fue la lujosa residencia del modisto Gianni Versace. Absoluta privacidad en el ambiente vibrante de Ocean Drive. Desde 1.045 dólares.

The Biltmore

1200 Anastasia Ave., Coral Gables,

Miami

biltmorehotel.com

Opción clásica de lujo en un edificio de 1926 con gran valor arquitectónico, cargado de historia. Desde 174 euros.

Orchid Key Inn

1004 Duval St. Cayo Hueso

orchidkey.com

Excelente hotel con inmejorable emplazamiento en el centro de Key West. Spa, piscinas y un servicio esmerado para disfrutar de la estancia en el extremo de la Carretera de los Cayos, en el centro del Estrecho de Florida. Desde 211 euros.

 

Etiquetas: playas en miami, Viaje a Miami, viajar a miami, turismo en Miami, qué visitar en Miami, goumets, gourmet, clima en miami,

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra web. Al utilizar nuestra web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra web en la sección de Política de Cookies.

Aceptar