Viaje Antalaya

Costas turquesas

Déjanos tu valoración:

Autor: Enrique Domínguez Uceta
Autor Imágenes: Enrique Domínguez Uceta
Fecha Publicación Revista: 01 de julio de 2014
Fecha Publicación Web: 28 de julio de 2014
Revista nº 459-460

Menos visitado que las islas griegas, el litoral del sur de Turquía comparte una belleza natural semejante y ofrece en su entorno una colección de lugares históricos y naturales casi por completo desconocida para los viajeros españoles, que suelen regresar maravillados de la realidad de un país cargado de historia y tradición que se incorpora a la modernidad a gran velocidad. Turquía es un destino turístico emergente, que se identifica con el ámbito cultural y de servicios europeo sin renunciar a su identidad oriental.
 
Desde Estambul y el mar de Mármara hacia el sur, la costa turca describe un arco que comparte el mar Egeo con las islas griegas antes de dirigirse hacia el este para tomar el sol mirando al sur, frente al extremo este mediterráneo. El buen clima y la belleza de sus aguas han convertido la costa de Antalya en un gran atractivo para los viajeros del centro de Europa que buscan playas y monumentos orientales para sus vacaciones, casi en el mismo meridiano que Alejandría, y allí han crecido las modernas instalaciones hoteleras de calidad que conocen y aprecian alemanes y rusos. Desde esta Riviera turca, los más aventureros pueden desplazarse para descubrir los secretos de Capadocia, las raíces de los derviches en Konya o las maravillosas piscinas naturales de Pamukkale.

El atractivo de la historia

Antalya es la principal ciudad del suroeste de Turquía, moderna, activa, cosmopolita, extensa, que ha sabido conservar su casco histórico en el encantador barrio de Kaleiçi, rodeado por fuertes murallas que asoman y protegen el viejo puerto que ya era importante en tiempos de los romanos. Las estrechas callejas cerradas al tráfico mantienen el encanto de la ciudad vieja, con sus desniveles, escalinatas, fachadas con balcones de madera otomanos, mezquitas y mansiones con jardines secretos y altos miradores sobre el mar, algunas convertidas en hoteles con encanto.
 
El imponente Yivli Minare, el minarete acanalado, es uno de los emblemas de la ciudad, como la torre del Reloj y el antiguo faro de la torre Hidirlik, desde el que se domina una vista imponente del enorme golfo de Antalya, cerrado hacia el oeste por las agudas montañas Bey. Todavía es posible entrar a la ciudad vieja por la Puerta de Adriano, que conmemora la visita a la ciudad del emperador romano en el siglo II d.C., para internarse en el laberinto de callejones medievales que se ha ido llenando de restaurantes y tiendas de arte y artesanía.
 
Todas las calles de Kaleiçi descienden hacia el hermoso puerto viejo que comerciaba con Creta, Rodas, Chipre y Alejandría, donde ahora atracan barcos de recreo y las embarcaciones que recorren la costa. Una pequeña playaasoma a las aguas prístinas de Antalya y, en lo alto, algunos restaurantes se reparten las codiciadas vistas sobre el puerto ofreciendo los pescados y mariscos frescos de sus aguas.

Cuna de la cocina mediterránea

La gastronomía de Antalya condensa las esencias del Mediterráneo oriental.
 
Los platos típicos son el “piyaz”, una ensalada fría de judías con cebolla, perejil, ajo, nueces y tahina (la pasta de semillas de sésamo), y el “domates civesi”, con tomates, pimientos, cebolla, ajos, perejil, arroz y berenjena. En la “shakshuka” se elabora una especie de sofrito con tomates y especias al que se añaden huevos en el último momento para que se cocinen sobre la salsa. Del mar proceden sus sepias, pulpos, langostas y pescados. Entre ellos son frecuentes las lubinas, las doradas y las deliciosas “gridas”, los meros blancos del Mediterráneo.
 
La carne más empleada es la de cordero, casi siempre preparado en kebab. Se encuentra pollo, pero no cerdo, y se elaboran de diferentes maneras las carnes picadas de vacuno o cordero en las tradicionales “koftas”, cocinadas, o el “ciğ köfte” con la materia prima en crudo, bien especiada.
 
La elaboración de mayor interés es el “tandir kebab”, con la carne de cordero preparada en el interior de una vasija cerrada y enterrada junto al fuego o en el horno, que se sirve siempre con acompañamiento de arroz y verduras.
 
El turismo ha llegado a Antalya, y los mejores rincones con vistas del casco antiguo están ocupados por restaurantes muy concurridos. Sobre el puerto se levanta Mermerli, con pescados al horno, parrilla de carnes y estupendas puestas de sol sobre los montes Bey, o el Kaleiçi, que sirve mariscos y pescados junto al agua. La mejor opción gastronómica en el centro es Seraser Fine Dining (hotel Tuvana), con gran cocina en un ambiente muy grato. Sin salir del centro histórico, es valioso el marco y la buena cocina de Agatha Lodge & More (King Road) o de Vanilla Lounge (Hesapci Sokak), los buenos pescados de Favori (Tuzcular Mah., Uzun çarşı Sk., nº 19) y el ambiente informal de Paradise Restaurant (Selcuk Mah. Merdivenli Sok. Nº 13).
 
Saliendo del barrio histórico de Kaleiçi, la ciudad se expande y abre espacios sobre la costa con amplios clubes de playa y agradables puertos deportivos como Setur, con sus restaurantes de pescado y marisco en una atmósfera tranquila que justifica el nombre de Riviera de Turquía que se ha ido ganando. Fuera del centro, merece la pena conocer cocinas de alto nivel muy apreciadas por los turcos, que elaboran sus productos con criterios de calidad internacional en lugares tan atractivos como Ship Inn by Melissa’s & Vanessa’s (Dumlupinar Bulvari Atatürk Kültür Parki içi nº 329), Zaruri (Caglayan Mah. 2055 Sok. 29/1) o Keptur Alacarte (Bolge Trafik Mudurlugu Yani, Kepez Ustu).
 
Desde Antalya se accede fácilmente a una corona de lugares donde las civilizaciones antiguas han dejado restos monumentales de gran interés. En Aspendos se puede ver uno de los teatros mejor conservados del mundo romano, útilizado todavía durante los festivales de verano. En la ciudad licia de Termessos se encuentra un gran teatro griego asomado a un paisaje espectacular, en Perge todavía se mantienen en pie restos del ágora de la ciudad que visitó Pablo de Tarso, y la colección incluye los valiosos yacimientos de Olimpos, Cirali y Fesalis.
 
Tampoco faltan maravillas naturales como el verdor frondoso del Parque Natural de las Cataratas Kursunlu, que compiten en belleza con las del río Düden, cuyo último salto se produce desde los acantilados sobre el mar en la propia ciudad de Antalya. Muchos viajeros llegan en busca de las playas vecinas a la ciudad, las de Konyaalti, Lara o Karpuzkaldiran, aunque es la que reúne junto a su larga playa de finas arenas más de treinta hoteles de vacaciones de 4 y 5 estrellas. Además de varios campos de golf, entre ellos el Club Nacional de Golf, donde los pinos ofrecen sombra durante los 300 días de sol que disfruta la zona cada año.

Navegar sobre aguas azules

La experiencia de navegar en las aguas limpias de color turquesa del oeste de Antalya es una de las más bellas del Mediterráneo. Es una zona perfecta para alquilar una goleta con tripulación y realizar el “mavi yolculuk”, el viaje azul, sin programas ni obligaciones, visitando Kas, Kalkán y Simena, mientras se disfruta de aguas calmas entre islas con calas intactas y acantilados donde abundan las grutas y los restos arqueológicos.
 
Quien prefiera pernoctar en tierra firme puede pasar al menos un día en alguno de los cruceros colectivos que parten desde Cayazgi, el puerto de la ciudad costera de Demre, que fue la antigua Myra, donde conservan unas espectaculares tumbas licias excavadas en la roca, un gran anfiteatro romano, y la iglesia bizantina de San Nicolás, donde estuvo enterrado el santo que dio origen al mito de Santa Claus, al que han dedicado una insólita estatua en la ciudad.
 
Las goletas y catamaranes que salen de Cayazgi navegan hasta el archipiélago de Kekova, la verdadera joya de una costa pura, sin construcciones modernas, detenida en el tiempo. En la cara interior de la isla de Kekova, las aguas mansas y transparentes dejan ver los restos de la ciudad sumergida de Simena, hundida por un terremoto hace 19 siglos, donde algunas antiguas escaleras y tumbas licias todavía emergen del mar.
 
El archipiélago está lleno de rincones ideales para fondear y bañarse en soledad, en aguas siempre calmas y frente a paisajes inmutables. El punto de reunión de los navegantes es el puertecito de Úçağız, desde donde se puede subir hasta el castillo de Kaleköy, que fue levantado por los caballeros de la Orden de San Juan cuando tenían su cuartel general en la vecina isla griega de Rodas. Desde el castillo se domina un panorama de ensueño sobre la ensenada donde los barcos de recreo parecen flotar en el aire sin tocar el fondo.
 
Junto al embarcadero de Üçağiz hay un puñado de restaurantes, el Lykia o el Palmiye, en los que preparan unos buñuelos de calabacín, una ensalada y un pescado del día que saben a gloria frente a las aguas turquesas. Es inevitable sentir la tentación de quedarse a vivir allí para siempre, suspendidos en el limbo de la felicidad mediterránea que permanece, desde hace varios milenios, en los rincones más secretos de la costa de Turquía.
 
 

Guía práctica

Cómo llegar

Turkish Airlines, Air Berlin, Germanwings, Swiss y Pegasus tienen vuelos directos desde España.
Es necesario el pasaporte o DNI con tres meses de validez y obtener un visado que sólo se puede solicitar por internet.
 

Dónde comer

Seraser Fine Dining Restaurant

Kaleiçi, Antalya

El restaurante del hotel Tuvana ofrece máximo refinamiento en calidad y presentación de sus platos de cocina internacional y turca en pleno centro histórico.

Agatha Lodge & More

Kaleiçi, Antalya

Situado en el barrio antiguo de Kaleiçi, su ambiente acogedor y el grato jardín son el marco adecuado para una comida de calidad creativa y desenfadada, con un servicio atento y entusiasta.

Patio Bistro & Restaurant

Kaleiçi, Antalya

Alto nivel gastronómico en cocina de fusión turca e internacional en un local sofisticado. Nutrida carta de vinos.

Ship Inn by Melissa’s & Vanessa’s

Antalya

Elegante local en la parte moderna de la ciudad, con menú que combina pescados y platos turcos con cocina internacional de alta calidad y escogida bodega.

Dónde dormir

Tuvana Hotel

Kaleiçi, Antalya

Excelente hotel con encantorepartido en cuatro edificios en el centro histórico. Elegante decoración y servicio impecable, con magnífico desayuno, piscina y amplios espacios comunes. Desde 115 euros.

Maxx Royal Belek Golf & Spa

İskele Mevkii, Belek

Suntuoso hotel en la playa, con instalaciones modernas de última generación y habitaciones de diseño contemporáneo. Reconocido internacionalmente por la calidad de su servicio, posee suites y villas de lujo.

Calista Luxury Resort

Talisburun Mevkii Antalya, Belek

El mejor hotel vacacional de cinco estrellas, todo incluido, con piscinas, pistas de tenis, diez restaurantes de calidad, spa y tratamientos de belleza, entre pinos y con playa privada. Desde 380 euros día todo incluido.

Adam & Eve Hotels

Belek

Concebido como un paraíso en la tierra, su concepto incluye un diseño arquitectónico de vanguardia y espacios destinados a transmitir exclusividad y refinamiento contemporáneo, con cines, piscinas, spas y diversión nocturna de estilo urbano. Desde 224 euros.

 

Etiquetas: Viaje a Turquía, viaje a Antalaya, turismo en Turquía, costas turcas, viajar a Turquía, gastronomía en Turquía, las playas más bonitas, las mejores playas del mundo,

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra web. Al utilizar nuestra web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra web en la sección de Política de Cookies.

Aceptar