Sala de Barricas

Andreas Kubach

Déjanos tu valoración:

Autor: Mayte Díez
Autor Imágenes: Luis Pascual
Fecha Publicación Revista: 01 de octubre de 2018
Fecha Publicación Web: 19 de diciembre de 2018

Recibe Kubach a Club de Gourmets en una luminosa y amplia sala de juntas que la empresa tiene en su sede madrileña y que según comenta, ya se les ha quedado pequeña. De todas formas, poco tiempo deben pasar los directivos aquí. Son más de pisar viña, arremangarse en bodega o viajar alrededor del mundo para comercializar vinos, los suyos –Fontana, Quinta de Quercus y Mesta– o los de quienes se ponen en sus expertas manos.

Club de Gourmets. ¿Qué es Península Viticultores?

Una compañía que abarca todo el proceso del vino, desde su elaboración hasta la comercialización. Reunimos los tres conceptos básicos porque somos viticultores, enólogos y además, comercializadores de vino, con un amplio conocimiento de los mercados internacionales porque hemos vendido vino durante muchos años y por todo el mundo.

¿Quiénes son los socios fundadores?

El presidente es Jesús Cantarero, propietario de Fontana Bodegas & Viñedos, en Castilla-La Mancha y que gestionamos desde Península; el director de enología es Sam Harrop, también Master of Wine y yo.

Algo más de Sam Harrop: nacionalizado neozelandés y británico, su extenso currículo incluye haber sido enólogo de la cadena británica Marks & Spencer, copresidente del International Wine Challenge en Londres, consultor técnico para bodegas de todo el mundo y haber sido el MW más joven de la historia, logros que le otorgan gran reputación y solvencia en el sector.

Jesús Cantarero es fundador y consejero delegado de Alvinesa (Alcoholera Vinícola) uno de los grandes complejos industriales europeos en la elaboración de alcoholes vínicos y otros derivados.

No queda atrás en trayectoria profesional el hispano-alemán Andreas Kubach, responsable de haber juntado al equipo y con experiencia en los puestos directivos de Pagos de Marqués de Griñón, del grupo suizo Schenk, de Bodegas Murviedro... y fundador en 2003 de Vinista, una consultora dedicada al desarrollo del negocio y la gestión de bodegas en crisis.

Como conocedor de los mercados internacionales ¿qué cree que le falta al vino español para poder conquistarlos?

Personalidad. A nuestros vinos –y remarca varias veces el posesivo, para que no quepa duda de su doble nacionalidad y fuerte vinculación con España– les falta autenticidad, que expresen el terroir, la variedad, la zona... Que pierdan esa uniformidad de vino bien elaborado, con mucha técnica, pero que no comunica, que no aporta nada al que lo consume.

¿Y qué le sobra?

Pues tal vez un poco de ese orgullo entendido en el sentido de que, a veces, se desoyen los consejos por esa postura del ¡qué me van a contar a mí de hacer vino si llevo toda la vida en este negocio!, no se avanza. Aunque también hay gente que está haciendo las cosas muy bien, prestando atención al viñedo, recuperando variedades autóctonas que han estado a punto de desaparecer, cuidando la tierra, trabajando una viticultura sostenible.

La tendencia es elaborar vinos naturales, ¿son notablemente mejores que los otros?

Si por natural entendemos un vino sobre el que no ha habido intervención y el resultado es un vino que sabe expresarse, bienvenido sea; ahora bien, hay vinos naturales excelentes y otros que no lo son tanto. Es decir, que ser natural no es sinónimo de bueno.

Pregunta obligada para un recién Master of Wine. ¿Qué significa haber obtenido el título?

Como la preparación para MW, con un temario amplísimo, te obliga a profundizar en todo el proceso, desde que se planta la cepa hasta el que vino llega a la copa; el haber logrado el título viene a ser la demostración de que se tiene una visión global, muy amplia, de lo que es el mundo del vino.

¿Ser MW facilita la comercialización de sus vinos?

No es tanto una consecuencia directa como que te ayuda a entender cómo se ven tus vinos en el ámbito internacional. Es muy importante conocer ese otro punto de vista, entender qué aportan tus vinos y por qué resultan o no interesantes.

Los nuevos MW entran a formar parte del muy británico Institute of Master of Wine (1955); sus miembros se reúnen con frecuencia –seguro que además de vino hablan de otros temas más prosaicos– pero siempre con el propósito de difundir la cultura del vino. “Me gustaría que en España hubiera diez o doce MW. Significaría el reconocimiento de los vinos españoles a nivel internacional”. Pues adelante, maestro y misión cumplida porque su discípula Almudena Alberca, –directora técnica de Bodegas Viña Mayor– es la flamante primera MW de España.

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra web. Al utilizar nuestra web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra web en la sección de Política de Cookies.

Aceptar