Vinos del mundo

Ródano II

Déjanos tu valoración:

Autor: Helio San Miguel
Fecha Publicación Revista: 01 de septiembre de 2018
Fecha Publicación Web: 04 de octubre de 2018

Dentro de las DDOO pertenecientes al Ródano Norte cabe reseñar Crozes-Hermitage, la mayor de la zona, en la que se elaboran sobre todo vinos tintos. Cornas, con potentes tintos monovarietales –no producen blancos ni se autoriza la mezcla de uva blanca con syrah–, y la pequeña DO Saint-Péray, dedicada a la producción de espumosos. El resto de las viñas del Ródano Norte pertenecen a la genérica Côtes du Rhône; sin embargo, en las cuencas del Drôme hay tres DDOO que se consideran parte del Ródano: Clairette de Die y Crémant de Die, ambas de vinos espumosos, y Châtillon-en-Diois, con modestos tintos de la variedad gamay y blancos con aligoté y chardonnay.

En el Ródano Sur –que abarca el mayor número de ha, más del 95% del total de los viñedos–, muchas de las DDOO caen dentro de los distintos niveles de Côtes du Rhône y las denominaciones satélites, junto a otras que han conseguido denominación propia.

Châteauneuf-du-Pape

Es la más prestigiosa y la responsable del auge que los vinos de climas cálidos, en especial los elaborados con garnacha y monastrell, han tenido en todo el mundo. La región toma su nombre del pueblo en el que se construyó el castillo, hoy en ruinas, que sirvió como residencia veraniega a los papas de Avignon en el siglo XIV.

Cuenta con más de 300 bodegas y 3.200 ha y produce más vino que todo el norte del Ródano junto. El principal factor de Châteauneuf-du-Pape son sus suelos –galets, piedra de pedernal– que conservan la humedad en los secos veranos y retienen el calor acelerando la maduración de la uva; otro factor que define la personalidad de sus vinos son las variedades, 18 autorizadas, –la garnacha ocupa casi el 70% del viñedo–.

Las puntuaciones favorables de Robert Parker despertaron el interés por esta región –le cabe el honor de elaborar el primer gran vino de clima cálido–, hay que añadir que el potencial de envejecimiento de sus vinos, salvo contadas excepciones, se exagera y no están mejor a los 20 años que a los 10, algo que no ocurre con los grandes vinos de Burdeos, Barolo, Rioja, etc. Los Châteauneuf-du-Pape se han embotellado tradicionalmente en una botella de tipo borgoña, pero más pesada y grabada con el sello papal, que recientemente algunos productores han empezado a eliminar.

Gigondas y Vacqueyras

Dedicada casi en su totalidad a la producción de vino tinto y algo de rosado elaborado en el pueblo de Gigondas, con DO propia en 1971. Sus tintos deben tener un 80% de garnacha combinada con syrah y monastrell. Se considera a los gigondas similares a los châteauneufs, pero más rústicos, aunque actualmente es más difícil distinguirlos.

Vacqueyras –con DO en 1990–, elabora vinos tintos, más potentes que los de su vecino Gigondas y pueden tener mayor porcentaje de syrah; en cuanto a calidad, aunque se están dando grandes avances, aún tiene un buen trecho que recorrer.

Beaumes-de-Venise, Rasteau, Cairanne y Vinsobres

Al sureste de Gigondas y Vacqueyras está Beaumes-de-Venise, DO en la que se elaboran dos tipos de vinos: los tintos y rosados de mesa y los dulces licorosos de moscatel que se producen bajo la DO Muscat de Beaumes de Venise y que pertenecen a la categoría de Vins Doux Naturels; pese a ser “naturales” está permitido añadirles brandy u otros alcoholes para detener la fermentación, como en el oporto y el jerez.

Rasteau –al norte del río Ouvèze–, sus 700 ha se extienden por el pueblo del mismo nombre y en los pueblos vecinos de Cairan-ne y Sablet– y producía Vins Doux Naturels de forma exclusiva hasta 2009, pues los vinos de mesa se embotellaban como Côtes du Rhône-Rasteau y solo han sido admitidos en la DO (creada en 1944) a partir de la añada de 2010. Los vinos dulces, elaborados con un 90% de garnacha, son sometidos a distintos procesos de envejecimiento dando lugar a una gran diversidad de estilos y tonalidades. Rasteau tiene dos tipos de vinos especiales: los Hors d’Âge –con un envejcimiento mínimo de 5 años– y los Rasteau Rancio, de larga crianza oxidativa similares a los que se elaboraban en Priorat.

Cairanne pertenecía a Côtes du Rhône-Villages desde 1967 y ha sido el último pueblo del Ródano en obtener DO propia (2016). Cuenta con unas 1.000 ha que producen sobre todo vino tinto elaborado con garnacha, syrah y monastrell, y una pequeña cantidad de blanco hecho de garnacha blanca, clairette, roussanne, marsanne y viognier.

Más al noreste está Vinsobres, también una reciente DO alrededor del pueblo del mismo nombre ascendida tras años de pertenecer a la de Côtes du Rhône-Villages. Establecida en 2006 y con unas 1.400 ha, sus vinos han de estar elaborados con al menos un 50% de garnacha y un 25% de syrah y monastrell.

Lirac y Tavel

En el oeste y al otro lado del Ródano, se encuentran Lirac y Tavel. La primera con DO desde 1937. En sus 700 ha están plantadas las principales variedades del sur del Ródano con las que se elaboran tintos, rosados y blancos, la gran mayoría de mucho cuerpo, incluso los blancos. En los tintos se requiere al menos un 40% de garnacha, más un mínimo de un 25% entre syrah y monastrell mientras que cinsault y cariñena no pueden representar más del 10%.

Los rosados siguen los mismos porcentajes pero se permite añadir hasta un 20% de blancas. Los blancos se elaboran con clairette, garnacha blanca y bourboulenc, pero ninguna puede tener más del 60%.

Tavel es la única región de Ródano dedicada en exclusiva a los vinos rosados. Sus casi 1.000 ha de viñedo están comprendidas en el pueblo que le da nombre, situado justo al norte de Avignon, y cuya cooperativa es la primera productora de la región. Sus vinos, que ya eran famosos en la Edad Media, tienen un precio más elevado que el de otros rosados, aunque a veces no se corresponda con la calidad; son vinos de mucho cuerpo y alto grado alcohólico y en los mejores casos, con una mayor complejidad aromática. Están elaborados con garnacha y cinsault, pero la primera no puede representar más de un 60%.

Grignan-Les Adhemar

Es la DO más norteña, con un clima más continental. Hasta 2010 se llamaba Coteaux du Tricastin –sus vinos ya se mencionaban en el s. XVI–, y con ese nombre obtuvo la DO en 1973, pero el accidente nuclear en la central de Tricastin (2008) hizo que se solicitara el cambio de nombre concedido a partir de la añada 2010. Los vinos son tintos en más del 90%, elaborados sobre todo con garnacha y syrah.

Las normas de la DO estipulan que ninguna variedad puede superar el 80% en los tintos y rosados ni el 60% en los blancos.

Côtes du Vivarais, Ventoux y Côtes de Luberon

Al otro lado del Ródano y opuesta a la anterior, está Côtes du Vivarais que obtuvo la DO en 1999. Produce sobre todo vinos tintos elaborados con syrah (mínimo un 40%), garnacha (mínimo de un 30%) y el resto cinsault y cariñena, que no pueden sobrepasar el 10%.

Ventoux (anteriormente llamada Côtes de Ventoux ) y Côtes de Luberon se encuentran en el sureste del Ródano. Son dos ex-tensas DDOO separadas por el río Calvaron, la primera al norte del mismo y la segunda al sur. Ventoux, reconocida como DO 1973, tiene casi 6000 hectáreas, más de 1.300 viticultores, y cerca de 140 bodegas repartidas entre 51 municipios del departamento de Vaucluse, produce blancos, rosados y tintos ligeros y agradables, pero sin excesivo potencial de envejecimiento.

Côtes de Luberon fue establecida en el año 1988. Está situada al sureste de Avignon y abarca 36 pueblos del mismo departamento de Vaucluse que tienen cerca de 3.000 ha repartidas entre casi 500 viticultores con cerca de 70 bodegas. En sus tintos, garnacha y syrah tienen que comprender al menos un 60% y ninguna otra puede sobrepasar el 20%. Como curiosidad, en Côtes de Luberon se aceptan las variedades negras gamay, de Beaujolais, y pinot noir, de Borgoña, así como la blanca italiana vermentino.

Costières de Nîmes

Hasta 2004 pertenecía a Languedoc. Obtuvo la DO en 1986 como Costières de Gard, pero se cambió a Costières de Nîmes en 1989. Los viticultores de la zona solicitaron pasar a la región del Ródano al considerar que sus vinos se asemejaban más a estos, aprobándose el cambio en 2004. Los tintos están elaborados con un máximo de 40% de cinsault o cariñena, y un mínimo del 25% de garnacha, o un 20% de syrah y monastrell combinadas.

Los rosados permiten un 10% de variedades blancas. Hay también blancos elaborados con las variedades del Ródano, pero sin que ninguna pueda sobrepasar el 30%.

Los otros “rhônes”

En el mundo anglosajón al Ródano se le conoce como Rhône y a sus vinos como rhônes. El término sirve además para las imitaciones que se elaboran sobre todo en Estados Unidos y en Australia, Rhônes son los vinos elaborados con las variedades del Ródano, sobre todo syrah, garnacha y monastrell.

En Estados Unidos existe una asociación de productores llamada Rhône Rangers, y en Australia, donde el término rhône ya no puede usarse legalmente, la categoría de vinos llamada GSM (por las iniciales Grenache, Syrah y Mourvèdre) es la que define las adaptaciones locales de las variedades del Ródano. En Sudáfrica la variedad local llamada Pinotage es un cruce entre pinot noir y cinsault, esta última también conocida como hermitage.

Como curiosidad, en 1954 Châteauneuf-du-Pape pasó una famosa regulación prohibiendo que se volara por encima de su zona, lo que ha dado lugar a continuos chistes sobre la prohibición de que pasaran ovnis por encima de sus viñas.

Etiquetas: Vinos, Ródano, bodegas, Francia, gastronomía,

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra web. Al utilizar nuestra web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra web en la sección de Política de Cookies.

Aceptar