Consejo Regulador de Vinos de La Gomera

La forastera blanca constituye la variedad más representativa de la Isla y la mejor valorada enológicamente por su adaptación y potencial aromático. Con respecto al resto de blancas destacan las Listán Blanco, Marmajuelo y Malvasía. Entre las tintas cabe citar Listán Negro, Negramoll, Castellana y Tintilla. La Gomera es una isla tradicionalmente productora de vinos blancos jóvenes, pero en los últimos años ha proliferado el cultivo de uvas tintas, dando lugar a unos vinos jóvenes de excelentes cualidades y futuro. En general, tanto tintos como blancos son vinos suaves, aromáticos y equilibrados en boca. La orografía abrupta, de muy difícil cultivo, es la constante de La Gomera; bancales con paredes de piedra en terrenos de fuertes pendientes que tradicionalmente han obligado al viticultor al esfuerzo y sacrificio. La vid se cultiva de forma rastrera sobre el suelo, si bien destacan en algunas zonas los parrales de altura media, adaptándose a las irregularidades del terreno. La espaldera se ha instalado en aquellas parcelas que lo permiten.

We use cookies to offer our visitors a transparent and comfortable experience when browsing our website. By using our website you accept the use of cookies; You can get more information about cookies and their use on our website in the section of Cookies policy.

Accept