Bodega del mes

Bodega Viña Real

Déjanos tu valoración:

Fecha Publicación Revista: 01 de septiembre de 2016
Fecha Publicación Web: 11 de octubre de 2016

La primera bodega de la Compañía Vinícola del Norte de España (CVNE) la fundaron en 1879 los hermanos Real de Asúa en el Barrio de la Estación de Haro; la pequeña instalación originaria la componen hoy un conjunto de 22 edificios.

CVNE lanzó la marca Viña Real en 1920 –fue de las primeras bodegas con crianza de vinos en barricas de roble–. La bodega actual, diseñada por Philippe Maiziéres consta de tres edificios, el principal, con forma de tina está construido en cedro rojo.

Las cuevas excavadas para almacenar el vino y la tecnología puntera con el uso de la gravedad –tuvo la primera tolva vertical en España–, definen esta bodega inaugurada en 2004. La quinta generación, con Víctor Urrutia al frente, hizo coincidir la inauguración con la celebración del 125 aniversario de CVNE, reforzando su apuesta por la vanguardia y la innovación.

Bodega futurista, viñedo tradicional

La funcionalidad, el diseño y el silencio trabajan juntos en el envejecimiento de los vinos. El edificio se compone de la citada tina y dos grandes túneles excavados en el cerro. Los dos pisos de la tina encierran el corazón operativo de la bodega.

En la planta superior se encuentra la nave de vinificación dotada de la tecnología más puntera, donde sobresalen su tolva vertical y la imponente grúa central. En la inferior se ubica una sala de barricas con capacidad para 23.000 unidades (70% roble americano y 30% roble francés).

Las especiales condiciones del terreno permitieron construir dos túneles de grandes proporciones (14 metros por 125 metros de largo), excavados en la roca. En ellos se realiza la crianza de algunos vinos (puede alojar hasta 14.000 barricas) y el envejecimiento final en botella antes de salir al mercado.

“En Viña Real contamos con una visión inmejorable de los principales atractivos de Rioja Alavesa, sus viñedos”, afirma María Larrea, responsable enológica de la bodega. Un total de 150 ha –50% propias y el resto controladas– donde se cultiva mayoritariamente tempranillo, y en menor medida viura, garnacha blanca y tinta, y mazuelo.

Plata, oro y púrpura

El microclima de la zona, las condiciones geográficas y geológicas favorables, hacen de la Rioja Alavesa una de las regiones vitivinícolas más importantes del mundo.

Sus suelos arcillo-calcáreos –en los que reina la variedad tempranillo–, las bruscas variaciones climatológicas y unas lluvias no muy abundantes fueron determinantes para que el grupo adquiera viñedos junto al antiguo Camino Real. Desde sus primeras añadas personalizaron las botellas con unas señas de identidad que perviven hoy en día: la plata para crianzas, el oro para reservas y el púrpura para grandes reservas.

Hasta 1943 los Viña Real se elaboraron en las instalaciones de CVNE en Haro, aunque la uva seguía llegando desde los viñedos de Rioja Alavesa. Ese mismo año construyen una bodega en Elciego, donde se vinificaba en depósitos de hormigón y la crianza en barricas de roble en la casa madre.

Los mejores de la casa

Los protagonistas de esta selección, “significan, ante todo innovación, sin olvidar la tradición –asegura Larrea–. Personalidad, carácter y elegancia son características de estos grandes vinos conjugadas con el equilibrio de una perfecta crianza”.

Cerro de la Mesa, reserva 2012, procede de una cosecha que fue escasa en la DOCa Rioja debido a la sequía. El rendimiento de la viña fue menor –sobre todo en las zonas de secano– y afectó a todas las variedades, pero la ausencia de lluvia favoreció el excelente estado sanitario de la uva obteniendo así unos vinos muy mediterráneos, aromáticos y afrutados.

La cosecha 2008 se caracterizó por su excelente climatología, temperaturas suaves y abundantes lluvias. La bajada de temperaturas en la última fase de maduración propició un retraso en la vendimia, resultando una perfecta evolución de los parámetros de la uva, que junto al bajo rendimiento por ha, dio una cosecha de gran calidad.

El Cerro de la Mesa, gran reserva 2008, se elaboró con uvas de gran calidad vendimiadas a mano en los mejores pagos de Rioja Alavesa. Tras su crianza en barrica y envejecimiento en botella, el vino tiene la elegancia y suavidad propias de los grandes reservas de esta bodega. 

Bodega Viña Real

Ctra. Logroño–Laguardia, km 4.8 01300 Álava

 

Cerro de la Mesa gran reserva 2008                  

Tipo: Tinto gran reserva 

Variedades: 95% tempranillo, 5% graciano. 13,5% vol.

21 € (Precio exclusivo socios Club de Vinos Gourmets)

Comentario de cata

Picota granate de capa alta. Complejo y elegante, aromas de fruta madura, hojarasca, sándalo, café tostado, chocolate, finos cueros, monte bajo... Envolvente, de gran viveza, sensaciones de frambuesas, cerezas, cassis, incienso, romero, laurel, cedro, pizarra, paloduz, etc. Persistente vía retronasal que incita a beber. De larga vida.

Cerro de la Mesa reserva 2012                   

Tipo: Tinto reserva 

Variedades: 90% tempranillo, 10% graciano, garnacha tinta y mazuelo. 13% vol.

12,50 € (Precio exclusivo socios Club de Vinos Gourmets)

Comentario de cata

Picota granate bien cubierto. De aromática vía nasal,  recuerdos de arándanos, moras, cerezas, balsámicos, cedro, tabaco, clavo, sándalo, cacao... Jugoso, muy vivo, estructurado, sensaciones de fresas, grosellas, confitería, incienso, mentoles, maderas aromáticas, mina de lápiz... Larguísimo final frutal, ahumado y especiado.

(*) Calificación del Comité de Cata del Grupo Gourmets

Etiquetas: bodegas, Bodega Viña Real, vinos, cvne,

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra web. Al utilizar nuestra web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra web en la sección de Política de Cookies.

Aceptar