Bodega del mes

Altos de la Finca 2013

Déjanos tu valoración:

Autor: Paloma Menéndez-Ondina
Fecha Publicación Revista: 01 de mayo de 2016
Fecha Publicación Web: 06 de junio de 2016
Revista nº 481

En el término municipal de Otero, provincia de Toledo, en las cuencas de los ríos Tajo y Alberche se ubica Finca Constancia, un terreno que fue adquirido por González Byass en 2001.

Castilla–La Mancha es una de las Comunidades Autónomas más representativas del mapa vitivinícola español, ya que cuenta con la mayor extensión de viñedo del mundo -aproximadamente 440.000 ha.- y es la mayor exportadora vinícola con un 22% del total nacional en 2015.

Finca Constancia, que delimita al norte por las estribaciones de la Sierra de Gredos y al sur por los Montes de Toledo, se encuentra a tan solo 90 km de Madrid en un enclave privilegiado para la elaboración de vinos de calidad.

Su pluviometría moderada –500 litros al año–,  los inviernos fríos y veranos calurosos, así como la importante variación de temperaturas entre el día y la noche durante la temporada de maduración de la uva, propician un entorno ideal para el cultivo de la vid.

Gran variedad

La finca cuenta con 230 hectáreas donde se pueden encontrar tanto variedades tintas, entre las que destacan: tempranillo (70 ha), cabernet sauvignon (37,5 ha), syrah (35 ha), cabernet franc (10 ha), petit verdot (10 ha) y graciano (7,5 ha), como blancas coexistiendo la uva verdejo (12 ha), chardonnay (4 ha) y sauvignon blanc (4 ha).

Finca Constancia se divide en 79 parcelas bien diferenciadas por las condiciones del terreno, permitiendo vinificar por separado según alcanza la madurez óptima la uva, consiguiendo vinos con particularidades únicas, singulares y diferenciadoras con otros vinos de la zona.

“Los vinos que produce Finca Constancia están repletos de fruta, aroma y elegancia en nariz. Con una gran estructura y mucha complejidad. Nuestra filosofía es elaborar Vinos de Parcela. Para lograr este objetivo, trabajamos en cada terruño para extraer el máximo potencial de cada variedad y bloque”, explica Beatriz Paniagua, enóloga de la bodega.

Tras las ampliaciones llevadas a cabo en 2001, 2002 y 2006, en este último año decidieron plantar una zona experimental con cuatro bloques de variedades de uvas tintas de prestigio internacional como la garnacha tintorera, malbec, zinfandel, montepulciano, barbera y touriga nacional, en las que aplicaron diferentes sistemas de poda, vaso y espaldera con el objetivo de apreciar su adaptación al suelo y clima.

Arquitectura sostenible

El arquitecto Gonzalo Tello fue el encargado de diseñar una bodega ambientalmente consciente, optimizando los recursos naturales e integrándola en el medio ambiente, proporcionando así equilibrio y armonía.

Una idea completamente vanguardista tanto de la bodega como del viñedo, similar al concepto bordelés de los châteaux.

Compartimentada en tres módulos, uno de acero inoxidable, que alberga los depósitos de fermentación, el de cristal, donde se ubica la nave de embotellado y el de madera, donde se encuentra la sala de barricas, la bodega ha sido concebida para poder trabajar de forma eficiente.

El origen

“No encuentro negocio más bonito que los vinos y a él exclusivamente me quiero dedicar”, afirmaba Manuel Mª González, fundador de González Byass en una carta personal el 6 de junio de 1836, un año después de su fundación.

Así comenzó la gran expansión de esta bodega familiar, dedicada a la elaboración de vinos y brandies de Jerez, cimentada en la riqueza de valores como la tradición, investigación, sostenibilidad y la búsqueda de la máxima calidad.

Finca Constancia es un fiel reflejo de la filosofía de vida del fundador que valoraba considerablemente la virtud de la constancia, tanto en su vida personal como laboral.

Altos de la Finca 2013

El aumento de las temperaturas en marzo y abril de 2013, así como la diferencia térmica entre la noche y el día durante la maduración de la uva permitió una excelente germinación fenólica de los hollejos en las variedades tintas.

Las cepas de las que se obtienen las uvas para elaborar este vino se encuentran en las parcelas de la cara este de la finca plantadas en espalderas altas para un mayor aprovechamiento de la luz solar y un desarrollo más largo del fruto.

De la vendimia del 2013, iniciada a mediados de agosto hasta finales de septiembre, nace Altos de la Finca, un vino elaborado con un 60% de petit verdot y 40% de syrah, con grandes matices y mucha personalidad.

Tras una fermentación maloláctica en barricas de grano extrafino y tostado medio, envejeció durante 18 meses en barricas nuevas, todas ellas de roble francés, hasta que se embotelló en junio de 2015 –solo 10.000 botellas–. El resultado es un vino potente y complejo, de largo final con notas frutales, minerales y especiadas, idóneo para acompañar quesos curados, carnes rojas, chocolate negro y menta.

Finca Constancia

Camino del Bravo, s/n.

 45543 Otero (Toledo)

Altos de la Finca 2013              

Tipo: Tinto genérico –18 meses en barrica–. 

Variedades: 60% petit verdot y 40% syrah 14,5 vol.

Precio: 14 € (Precio exclusivo socios Club de Vinos Gourmets)

Comentario de cata

Poco tiene que ver con los vinos producidos en sus alrededores. La mágica mezcla de las variedades petit verdot y syrah ha obtenido un tinto goloso, de paso aterciopelado y envolvente. Podrá consumirlo, guardado en óptimas condiciones, hasta 2021.

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra web. Al utilizar nuestra web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra web en la sección de Política de Cookies.

Aceptar