Novedades Madrid

Una apetitosa miscelánea…

Déjanos tu valoración:

Autor: Ana Marcos
Fecha Publicación Revista: 01 de marzo de 2019
Fecha Publicación Web: 07 de mayo de 2019

Se llama Efímero, pero ha llegado para quedarse. La cadena Rantanplan, caracterizada por sus restaurantes con nombres caninos (Teckel, Pomerania, etc.) y de ligero valor gastronómico, ha encontrado la joya de su corona. En la planta de arriba de su restaurante Pointer ha inaugurado un bonito espacio donde degustar la cocina del chef Joaquín Serrano. Todo un “rendez- vous” al producto del día según mercado en una carta “efímera” que se renueva día a día.

Cocina actual muy bien ejecutada que no renuncia a los toques clásicos, con platos como la alcachofa confitada con anguila y foie-gras, la torrija salada con caldo ahumado de cebolla, el huevo 64º con consomé de garbanzos y guiso de butifarra y setas, o pichón a la brasa con salsa perigord con setas lengua de vaca. La sensación de Madrid.

Lobo 8 es el nuevo restaurante del Gran Hotel Inglés, un cinco estrellas de lo más “cool” en el barrio de Las Letras. A pie de calle y con entrada independiente, en un agradable ambiente con cocina vista, el chef Willy Moya rinde homenaje a Andalucía en un comedor de casa de comidas ilustrado.

Desde muy buenas salazones o tablas de originales embutidos, a platos como el gazpachuelo malagueño o los camarones adobados con huevos y cremoso de pimiento. Muy interesantes sus sugerencias fuera de carta. Filosofía de tabanco puesta al día, en cuya carta de vinos no falta un interesante capítulo de generosos.

Jóvenes Valores

Enclavado en plena zona de las Salesas, en Kuc el cocinero Unai Camba ofrece una cocina fresca y cosmopolita con la creatividad a flor de piel. Y sí, es el hijo de Iñaki (restaurante Arce), aunque su apuesta gastronómica va por otros derroteros. Un agradable y recoleto espacio, también con barra, abierto todo el día, en donde además de carta de picoteo, cócteles o copas, la estrella es su menú. Arenque con apionabo, tartar de gamba roja de perfecto aliño, bacalao en infusión de ibéricos y garbanzos fritos… Y una original carta de vinos con etiquetas de pequeños productores.

El restaurante Medea cambió de dirección a un espacio más atractivo, aunque su filosofía sigue intacta. Eclecticismo sin límites a cargo de Luis Ángel Pérez que ofrece tres menús distintos con platos de original es nombres como “Raíces, comerse el bajo suelo” o “Cremoso holandés de vacaciones en Canarias”. Sin renunciar a su experiencia anterior (Diverxo, Aponiente o Zalacaín), sus creaciones poseen sello propio. Del taco mexicano de pato pekinés al rodaballo con salsa holandesa o un sabroso ramen. Destacable su nuevo Menú Ejecutivo al mediodía (30 euros).

Del trópico a la capital

Tras la apertura veraniega de su terraza en el Palacio de Linares, el restaurante Raimunda ha inaugurado espacio interior: ambiente tropical, carta con opciones como la burrata con pesto de maíz, pluma ibérica con chimichurri de piña o arroz a la cubana a su estilo. Excelentes cócteles.

Y la zona de Retiro sigue en alza. Abrió Zalamero Taberna, –cocina de mercado, fresca materia prima y preparaciones tradicionales–, un sencillo establecimiento con barra y comedor, para degustar sus croquetas de pollo rustido, tortilla de patata esparragada, callos a la madrileña, arroz de pato y setas y otras especialidades. La bodega con 400 referencias y 80 etiquetas por copa, además de generosos y espumosos.

La mejor Italia

Llegados del Trastévere, el restaurante Sottosopra ofrece especialidades romanas con originales propuestas. Enclavado donde estaba El Amparo –ahora decorado al estilo rústico italiano–, ofrecen autenticidad con un giro más allá de la tradición. Lasaña frita de ragoût, “capellacio” (en forma de sombrero) rellenos de espuma de carbonara y papada, o unos simples spaghettis con mantequilla y anchoa, magníficos en su simplicidad. Carta de vinos italianos.

El chef Stefano Franzin ha cogido las riendas del nuevo Più di Prima –enclavado ahora en el Paseo del Pintor Rosales–, para devolverle su antiguo esplendor y esa excelente cocina italiana que les caracterizó en su primera etapa. Cocina del Véneto, La Toscana, Abruzo y Piamonte con platos clásicos bien ejecutados, desde un risotto con la tinta de sepia y carabinero a los raviolones de crema de parmesano y trufa rallada en mesa. Entre las carnes, destaca la milanesa, servida en tabla de madera.

Siempre un festín

Tras el rápido cierre de Fizz y el traslado a su local de Soma, en el barrio de las Salesas, el chef Luke Jang ha ampliado su local para crear una zona de tapeo. Cocina coreana en formato tapa con opciones como los tacos de cochinillo asado con kimchi, spaguetti de guindilla y ‘ssam’ de hierbas o ensalada de ostra frita al momento con algas y aguacate.

Todo un festín que combina con el menú más convencional (once platos) para aquellos que lo prefieran. Creatividad, técnica, texturas, sabor… y una fulgurante carrera. El Grupo Oter ha inaugurado Pez Fuego especializado en pescados a la brasa. También carnes, distintos arroces y mariscos.

Barra con parrilla a la vista, “lounge” y un agradable comedor donde degustar bogavante azul, lenguado de estero o el “tomahawk” de vacuno mayor. Bodega de 140 referencias y buenos cócteles. Todo a cargo del chef Francisco Martínez Sarabia. El “lounge”, abierto todo el día y con cocina ininterrumpida, es el lugar ideal para una larga sobremesa.

Otros planes muy sabrosos

Visitar Cubiertos de Gloria, taberna-restaurante de cocina tradicional y castiza en el Madrid de los Austrias. Una tasca actualizada con patatas bravas, tortilla, guisos del día… No faltan el cocido o los callos. Barra abierta todo el día. Lo último del Grupo Triciclo es Sua (fuego en euskera), ubicado en Gourmet Experience de El Corte Inglés, donde disfrutar de carnes a la brasa de ocho razas diferentes: cortes poco usuales y distintas maduraciones. Disfrutar en Bowl Bar de originales recetas como el steak tartar de vaca, helado de mostaza y crujiente de parmesano o un delicioso ramen ibérico. El cocinero Gon Hierro es uno de sus responsables.

Visitar el nuevo espacio de Raza Nostra en el Mercado de Chamartín, una carnicería-museo que pone en valor la gran familia vacuna española. Darse un homenaje en The Cookie Lab, la primera pastelería americana y casera auténtica de Madrid según su propietaria Dana Knowles: cookies, cheesecake de fresa, tarta de zanahoria… y los mejores ingredientes como chocolate Guittard o vainilla de Madagascar.

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra web. Al utilizar nuestra web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra web en la sección de Política de Cookies.

Aceptar