Notice: Undefined index: area in /var/www/vhosts/gourmets.net/httpdocs/catalog/controller/common/footer.php on line 47 Cava con ADN | Grupo Gourmets

Entrevista Meritxell Juvé

Cava con adn

Autor: Emilio Molines
Autor Imágenes: Carles Allende
Fecha Publicación Revista: 01 de diciembre de 2022
Fecha Publicación Web: 01 de diciembre de 2022

Juvé & Camps es una de las bodegas familiares más emblemáticas del Penedès y una de las más reconocidas elaboradoras de espumosos de calidad del mundo, líder en Cava Gran Reserva. Hablamos con Meritxell Juvé, consejera delegada desde 2016, que re-presenta la cuarta generación del grupo vinícola, fundado por sus bisabuelos en 1921.

Me imagino que su infancia transcurrió entre viñedos.

Efectivamente, nací entre viñedos y he crecido entre ellos, como no podía ser de otra forma. He tenido la gran suerte de nacer en una familia con un enorme arraigo a la tierra y a la viña, pasión que indudablemente se transmite a través de generaciones y espero ser capaz de transmitírsela a mi hija.

Su padre, Joan Juvé Santacana, es uno de los grandes hombres del cava. ¿Cuál es su mejor consejo?

Desde pequeña, me ha transmitido el amor por la tierra, por el trabajo bien hecho, por la búsqueda de la excelencia, por el respeto a la naturaleza y el cuidado de los viñedos. Es un hombre tremendamente comprometido con la región y enamorado de lo que hace, luchador y honesto… no he podido tener mayor maestro y tengo la inmensa suerte de seguir aprendiendo de él cada día y de seguir contando con todo su apoyo. Un gran consejo de mi padre es que “más que clientes, tenemos amigos y debemos corresponderles”. Y estoy totalmente de acuerdo, detrás de todo el proceso que va de la vid a la copa hay un gran número de personas, empezando por nuestro equipo, restauradores, sumilleres, prescriptores, consumidores… sin su apoyo está claro que no estaríamos donde estamos.

¿Cuándo tuvo claro que quería entrar en el negocio familiar?

Mi relación con la empresa empezó desde niña, viajando con mis padres a zonas vinícolas, aprendiendo sus particularidades y disfrutando de la gastronomía de la zona. Siempre he estado muy involucrada en el día a día de la bodega, al tratarse de un negocio familiar es inevitable. Afortunadamente, me apasiona el sector así que, instintivamente, he ido dirigiendo mis pasos al lugar que ocupo hoy y reconozco que me siento una privilegiada por poder dedicarme a lo que tanto me gusta y con tanta pasión me han transmitido en casa.

Desde 2016 es CEO del Grupo J&C Prime Brands. ¿Qué retos se ha marcado para posicionar la marca en el mercado nacional e internacional?

Mi principal reto es mantener la esencia de la marca, así como nuestros valores más arraigados: la excelencia, la familia, el equipo, el viñedo, el respeto por la naturaleza y sus ciclos, la vendimia manual, la elaboración artesanal… Son piezas fundamentales que forman parte del ADN de Juvé & Camps. Mis predecesores han sido pioneros en di-versos aspectos y ahora es el momento de reforzar el posicionamiento de Juvé & Camps como uno de los principales espumosos de calidad en el mundo.

¿Cómo definiría la filosofía de su cava?

Nuestra vocación es elaborar vinos que reflejen su origen, las singularidades climáticas, orográficas y varietales de nuestra tierra. Y sólo lo podemos conseguir con una viticultura basada en bajos rendimientos, uvas vendimiadas a mano, una delicada elaboración y una larga crianza que permita a los espumosos desarrollarse y mostrar la expresión más auténtica del terruño que los ha visto nacer y su gran calidad.

Cumplen cien años como elaboradores de espumosos. ¿Cuál ha sido el camino recorrido hasta esta celebración?

Hemos llegado al centenario como elaboradores de espumosos gracias al esfuerzo de cuatro generaciones y de un equipo humano siempre fiel a nuestros valores más arraigados. El camino ha sido trabajar con pasión por conseguir siempre un producto de la máxima calidad, con responsabilidad y respeto para con quienes han formado parte del proyecto e inmenso agradecimiento tanto para ellos como para cada uno de los consumidores que han apostado por nuestra Casa. Esta celebración es el pistoletazo de salida hacia los próximos 100 años de Juvé & Camps.

Ante el auge de otros espumosos europeos como el prosseco, ¿considera que ha llegado el momento de flexibilizar las normas de la DO?

El prosecco es un tipo de vino con unas características y elaboración distintas a las del cava, por lo que el resultado es un espumoso con unas cualidades diferentes. Para nosotros, el mejor método para elaborar espumosos es el método tradicional, el que utilizamos nosotros históricamente y el que utilizan en otras regiones de espumosos de calidad como Champagne o Franciacorta, puesto que es el único que nos permite la expresión del terroir y la delicadeza y complejidad que sólo las largas crianzas pueden aportar.

¿A qué países exportan principalmente?

Actualmente exportamos a más de 60 países (Estados Unidos, Canadá, casi toda Europa, Reino Unido, Japón, Perú, República Dominicana …). Nuestro objetivo es reforzar esta apuesta por la internacionalización de la marca.

¿Cómo ve ahora el sector del cava?

Es complicado porque hay muchas bodegas y muchas realidades, pero lo importante es evolucionar. Hay que debatir y reflexionar para poder avanzar. La clave es tener claros los principios y dónde queremos estar y ser consecuentes con ello.

¿Qué medidas están tomando para paliar los efectos del cambio climático?

El respeto y cuidado del viñedo es una responsabilidad de todos, especialmente para los que vivimos de la tierra, los que elaboramos cavas y vinos, por ello es crucial cuidar nuestro entorno y el planeta. Apostamos por una viticultura ecológica pero también respetuosa con el entorno, naturalizar el viñedo para promover el equilibrio, tenemos grandes aliados en la naturaleza, animales y plantas que pueden ayudarnos a adaptarnos y a paliar los efectos del cambio climático. También a nivel de bodega trabajamos con protocolos de optimización de recursos energéticos, hídricos, así como la gestión de residuos, el uso de materiales ecológicos y reciclables, y la reducción de nuestra huella.

Hace tres años emprendieron la expansión hacia Ribera del Duero, y adquirieron la bodega Pagos de Anguix. ¿Por qué apostaron por esa zona?

Mi padre siempre ha sido un enamorado de la Ribera del Duero, de sus vinos, de su paisaje, de su gastronomía. Hemos viajado mucho a lo largo de mi infancia y la parada en Ribera del Duero era siempre de obligado cumplimiento para él. Pagos de Anguix, es el resultado de la tenacidad y voluntad de mi padre por elaborar en una tierra que quiere tanto. Podríamos decir que es la cristalización de un sueño.

¿Qué le parecen los vinos ecológicos?

Los vinos ecológicos son una apuesta de futuro e implican un gran esfuerzo para la casa, pero para nosotros, el cuidado de la tierra es primordial y por ello siempre hemos trabajado de forma muy respetuosa con el entorno. Desde la vendimia 2015 tanto los espumosos de Juvé & Camps como los vinos de Propietat d’Espiells, tienen certificación ecológica, y estamos trabajando para que ocurra lo mismo en la Ribera del Duero.