Galicia enológica

Por los caminos del vino

Déjanos tu valoración:

Autor: Cristina Alcalá
Autor Imágenes: Cristina Alcalá
Fecha Publicación Revista: 01 de octubre de 2018
Fecha Publicación Web: 10 de octubre de 2018

Aún se recuerdan los ecos del eslogan de la primera campaña publicitaria Galicia Calidade, acababa con la frase “productos gallegos, el desafío de Galicia”. Han pasado más de 20 años, el reto se cumplió en gran medida, pero aún quedan algunos por madurar: el turismo del vino. Aún así, y por iniciativas privadas, el avance es lento pero seguro. El año pasado, Galicia superó la barrera de los cinco millones de turistas. La oferta del turismo del vino en las cinco regiones vitivinícolas gallegas es bastante desigual.

Monterrei

Aunque el desarrollo enoturístico de Monterrei es muy bajo, merece la pena hacer una parada en Verín para visitar el castillo, el valle del río Támega y alguna bodega.

Castillo y Parador se encuentran a 2 km de Verín y es el enclave con las mejores vistas de la zona. Declarado Bien de Interés Cultural (BIC), allí se instaló la primera imprenta de Galicia y se imprimió el libro más antiguo datado, Misal Auriense (1490).

Un recinto amurallado con casa rectoral, palacio, castillo, atalaya e iglesia, desde el cual se divisa el valle del río Támega, que marca la división vitivinícola de la región. Una visita a las bodegas Terra do Gargalo, Crego e Monaguillo, Quinta do Buble y Fragas do Lecer permiten tomar el actual pulso a la calidad de los vinos de Monterrei.

Ribeiro

Es la comarca vitivinícola gallega con más carga histórica pero aún desconocida. En ella escasean ofertas de alojamiento y restauración de calidad por lo que se aconseja pernoctar en dos de las bodegas-casas rurales más atractivas de la zona: Viña Meín y Casal de Armán. La primera, pionera en los vinos de calidad elaborados con uvas autóctonas, está situada en San Clodio, muy cerca del monasterio del mismo nombre y centro del desarrollo en el medievo de la viticultura de la comarca. Casal de Armán se encuentra en el valle histórico del Avia. Apuestan por la gastronomía con Sábrego, un restaurante que ofrece una amplia carta de vinos de bodegas de la zona.

Riberio es tierra de contrastes culturales. Se puede pasear por el barrio judío de Ribadavia (recomendable adquirir los dulces sefardíes de Herminia en La Tafona), visitar el gran castro de San Cibraó de Lás, descansar en el monasterio budista Chu Sup Tsang en San Amaro o hacer deporte náutico de competición en el embalse de Castrelo de Miño.

Rías Baixas

A solo 40 minutos en coche cambia el escenario hasta llegar a Salvaterra do Miño, pueblo limítrofe con Portugal y centro de O Condado, subzona de Rías Baixas. Un lugar estratégico para conocer la zona menos turística de la denominación, muy cerca de localidades como Tui, A Guardia o Baiona y de la subzona de O Rosal, donde se pueden visitar las bodegas Terras Gauda, Santiago Ruiz, Quinta de Couselo o Lagar de Cervera.

María Bargiela es una pequeña bodega familiar y también una acogedora casa rural ubicada en una tradicional casona de piedra del siglo XVIII que ofrece rutas de senderismo entre viñedos. Es recomendable recorrer las “pesqueiras” de lamprea del río Miño o darse un baño en alguna de las recónditas playas fluviales de la zona.

Rumbo al norte, O Salnés. Muy cerca del pueblo de Cambados está Lagar de Costa, bodega familiar y alojamiento cuya ubicación es privilegiada, rodeada de viñedos y bosques, al lado de la playa de As Saíñas y con vistas a la isla de A Toxa. Por allí pasa la Ruta del Padre Sarmiento, una variante del Camino Portugués de 190 km por la costa de Rías Baixas recorriendo gran parte de viñedos. Es un buen enclave para visitar bodegas de tan diferentes estilos como Pazo Baión, Agro do Bazán, Palacio de Fefiñanes, Martín Códax, Zárate, Lagar de Besada, Carballal, Pazo Barrantes o Mar de Frades.

Menos conocida es la subzona Ribeira do Ulla. En el pueblo de Padrón, a media hora de Santiago y de la hermosa ría de Muros y Noia se encuentra la bodega Pazo de Arretén. Aquí, vino y literatura hacen un tándem perfecto. El pazo es un palacio amurallado del s. XVI con viñedo que fue vivienda de la gran poetisa gallega Rosalía de Castro. Muy cerca se puede visitar su casa-museo de arquitectura tradicional y la histórica Iria Flavia. Otra visita interesante es el Convento Franciscano de Herbón, donde aún hoy elaboran vino y licores. Ellos fueron los que trajeron desde Tabasco (México) las semillas de pimientos e iniciaron su comercialización en s. XVIII. Hoy, la DOP Pimientos de Herbón (los auténticos sólo están en el mercado entre mayo y octubre) celebra su fiesta en la robleda del convento.

En su apuesta por el enoturismo, Pazo de Arretén tiene, además, el restaurante-asador O Pazo, donde trabajan con productos de proximidad; especializados en carne a la brasa ofertan además un plato especial y muy demandado, las almejas al Petroni; también elaboran un vermut artesano.

Siguiendo el curso del río Ulla hacia el interior, se llega a Vedra. En la zona alta del valle está la bodega Pazo de Galegos. La que fue residencia del historiador y canónigo de la catedral de Santiago –que redescubrió la tumba del santo–, es hoy un sosegado alojamiento. Cuentan con restauración y para los aficionados a los licores y orujos tradicionales, en la comarca está Aguardientes de Galicia, una de las mejores destilerías que además organiza visitas guiadas.

Ribeira Sacra

Desde la comarca del Ulla y en poco más de una hora se llega a Chantada (Lugo), en Ribeira Sacra, una de las villas históricas de la comarca junto a Monforte de Lemos, Quiroga, Portomarín o Castro Caldelas. Conocida por su viticultura heroica, –en las pendientes extremas sobre los ríos Sil y Miño–, esta denominación cuenta con rutas naturales y un rico patrimonio arquitectónico –es interesante la ruta de los monasterios y los diferentes miradores–.

Muy pocas bodegas disponen de alojamiento y restauración. Una de ellas es la acogedora casa de aldea datada de 1750 Casa da Vila que pertenece a la bodega familiar Don Ventura, con comida casera elaborada con productos ecológicos. Fazenda Prádio, una joven bodega que ha apostado por el enoturismo en el pueblo ourensano de A Peroxa, está ubicada en una antigua casa de piedra rehabilitada con siete habitaciones. La bodega, en el pueblo abandonado de O Pacio de Carracedo, practica la agricultura sostenible con mínimos tratamientos. Organizan rutas por sus viñedos, catas y cocina de proximidad.

Además de los catamaranes con los que se pueden recorrer los cañones del Sil, una buena opción es hacerlo de la mano de la veterana Adega Algueira que propone un paseo de una hora en barco, visita a la bodega y viñedos y cata de vinos. (Su restaurante Castello tiene como especialidad el jarrete estofado al vino tinto además de otros platos de la culinaria tradicional). Entre viñedos, los caminos de la Ribeira Sacra están cargados de tradición: la alfarería de Gundivós y Niñodaguia, las tecedeiras (tejedoras), zoqueiros, cesteiros o afiadores.

Valdeorras

Para finalizar el recorrido, Valdeorras (Ourense). El desarrollo del turismo del vino aquí en muy escaso al igual que la restauración. La bodega Adega Avelina, es una de las pocas con propuesta culinaria en una antigua cueva donde se conservaba el vino.

Una opción para alojarse disfrutando del entorno es Pazo do Castro. Un hotel-monumento del s. XVII con 20 habitaciones, capilla, jardines, spa y museo de carruajes en pleno valle del Sil. Desde allí se pueden visitar recomendables bodegas como Gode-val y el Monasterio del Xagoaz, A Coroa, una preciosa bodega de piedra, barro, pizarra y madera, Viña Somoza, Val de Sil, Alán del Val o dos de las bodegas más emblemáticas A Tapada y Rafael Palacios.

Un lugar interesante para visitar es el santuario de As Ermitas, en la comarca de O Bolo; mandado construir por el Obispo de Astorga en 1624, fue explotación aurífera en el Imperio Romano. Se trata de un hermoso paisaje de viñedos viejos, como también lo es el recorrido por la Vía Nova romana que atraviesa la comarca de Valdeorras entre vides, senderos y puentes romanos como los de Bibei y A Cigarrosa.

Etiquetas: vino gallego, Galicia, enología, vino, bodegas,

Por los caminos del vino

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra web. Al utilizar nuestra web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra web en la sección de Política de Cookies.

Aceptar